Slide background

Ding Tao: una vida dedicada al trabajo

Ding Tao es un vendedor de verduras de Yancheng que ha dedicado
toda su vida a trabajar para sacar adelante a su familia.

TEMPORADA 1
Noviembre, 2012 · Yancheng · China
video
Siguiente
historia
Siguiente
historia

Ding Tao: una vida dedicada al trabajo


TEMPORADA 1

Noviembre, 2012 · Yancheng · China



Sigue leyendo V · Siguiente historia >

Ding Tao se considera un hombre feliz y afortunado. Tuvo la suerte de encontrar el amor, formar una familia y emprender un pequeño negocio en el mercado vendiendo verduras junto a Cheng Kou Qun, la mujer con la que lleva casado casi 25 años.

Pese a aparentar una década menos, Ding Tao tiene 50 años y es un hombre esbelto, de carácter tranquilo y sosegado, que vive en una vivienda con pocos muebles de Yancheng.

Su casa es modesta pero no falta de nada. El salón está decorado con azulejos, dibujos de colores vivos y tres grandes espejos, uno de ellos adornado con motivos chinos, y los otros dos, de cristal color azul cobalto.

En el garaje se encuentra el motocarro que carga todos los días con la mercancía para ir a vender en el mercado de Yancheng, donde tienen dos puestos de verduras que regentan por separado para aumentar sus ingresos.

Ding Tao y Cheng Kou Qun se despiertan todos los días en plena noche, cuando el resto de la ciudad está dormida, para sacar adelante su pequeño negocio. A la una de la mañana salen de casa bien abrigados y cargados de verduras para vender en el mercado mayorista.

Cuando el mercado mayorista cierra, a las seis de la mañana, recogen la mercancía para ir a vender al mercado minorista a clientes particulares. No llegan a casa hasta medio día y después de un pequeño descanso, vuelven a ir a comprar verduras frescas y organizan la mercancía para volver a ir a vender al día siguiente.

A simple vista parece un trabajo simple, sin embargo Ding Tao duerme tan sólo cuatro horas al día y descansa un día al año, en Año Nuevo Chino, cuando no hay clientes en el mercado.

Ding Tao antes trabajaba arreglando la maquinaria de una empresa de construcción pero las cosas no iban demasiado bien en la compañía y el salario era demasiado bajo para mantener a su familia, por este motivo emprendió un pequeño negocio con su mujer para aumentar sus ingresos.

Cheng Kou Qun, sin embargo, no lleva demasiado bien este nuevo trabajo porque siente que sus vecinos le miran por encima del hombro.

La relación de Ding Tao con su mujer no fue fruto del amor de compañía de un matrimonio arreglado, algo muy habitual en su país. Cheng Kou Qun y él se enamoraron, tuvieron una relación de cinco años antes de casarse y ahora tienen tres hijos.

Los padres de Ding Tao querían tener un nieto por encima de todo y Cheng Kou Qun no lo consiguió hasta dar a luz al tercer bebé, huyó muy lejos de casa para que la policía no le obligara a perder el niño porque en China las familias pueden tener un único hijo.

La hija mayor de Ding Tao trabaja como gerente en una empresa de moda de Shanghái, la mediana se crió con su tío porque ya había tenido un niño en la familia y podía cuidar de ella. El hijo de Ding Tao estudia construcción en la universidad como su padre quería.

La mayor fortuna de Ding Tao es su familia. Se muestra satisfecho con su rutina y su trabajo, no piensa que sea necesario cambiar ninguna parte de su vida. Lo que quiere transmitirle a sus hijos es que no esperen una vida rica y abundante.

“Lo que dura para siempre no es la gloria, sino la paz interior”

Agradecimientos: Jesús Urgell Català e Irene Baró.

Autores: Ana Salvá / Joan Planas

 Si te ha gustado colabora para que podamos seguir contando historias.
Lee la historia en inglés gracias a la traducciónd de The Tangible Dream

TEMPORADA 1
noviembre, 2012 · China · Yancheng