Cómo encontramos la mina de oro

Cuando decíamos a los tailandeses que nos vamos a Phichit, repetían extrañados el nombre pronunciándolo igual que nosotros, ¿Phichit? La mayoría de los tailandeses que conocemos en Bangkok no tiene ni idea de dónde está Phichit o qué es lo que hay ahí. El revisor del tren con destino Phichit, cuando nos pidió los billetes, nos dijo extrañado, ¿Phichit?, para ponerse a continuación a hablar con su compañero sobre cómo se escribe el nombre. Por un momento pensamos que no sabíamos dónde nos estábamos metiendo.

Sigue leyendo

Con un par de clics tendrás acceso a este artículo para siempre.

¿Aún no eres mecenas?

Si eres mecenas puedes ver todas las historias publicadas y que publicaré, los Extras y el Diario de Rodaje para siempre. El mínimo son 4€, y si quieres puedes apoyar con más y así ayudarás a contar más historias ¡Gracias!
Diario de Rodaje
Enero, 2014